Así fue la conversación entre AMLO y Joe Biden



El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, mantuvo una conversación con el mandatario de los Estados Unidos, Joe Biden, con la finalidad de busca fortalecer la relación con el país vecino. A continuación los mensajes que intercambiaron durante su encuentro bilateral vía remota:


PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA, JOSEPH BIDEN: Es muy bueno estar con usted, señor presidente. Como usted sabe, mi segunda llamada a un líder extranjero, en mi tercer día como presidente, fue a usted. Y ahora, mi segunda reunión virtual es también con usted y no es por accidente. La importancia de nuestra relación con México es vital para la asociación norteamericana que tenemos y es fundamental para todas las prioridades de mi administración. Así que estoy encantado de estar con usted.

De las dieciséis visitas que hice a América Latina y el Caribe como vicepresidente, cuatro de ellas fueron a México y tuve el honor de conocerlo en una de esas visitas, señor presidente.

Durante mis visitas, conocí un poco México y su gente y presenté mis respetos a la Virgen de Guadalupe. De hecho, todavía tengo el rosario que llevaba mi hijo cuando falleció. Y caminé por los hermosos e históricos adoquines de la Ciudad de México y hablé con mexicanos de todos los ámbitos de la vida. Atesoro esos recuerdos y espero poder construir con base en ellos durante los próximos cuatro años.

Señor presidente, esto es lo que sé: Estados Unidos y México son más fuertes cuando nos mantenemos unidos. Hay una larga y compleja historia entre nuestras naciones, y no siempre hemos sido vecinos perfectos, pero hemos visto una y otra vez el poder y el propósito de nuestra cooperación. Estamos más seguros cuando trabajamos juntos, ya sea para abordar los desafíos de nuestra frontera compartida o para controlar esta pandemia.

En la administración Obama-Biden, nos comprometimos a ver a México como un igual, no como alguien que está al sur de nuestra frontera. Ustedes son iguales. Y lo que ustedes hacen en México -y cómo lo logran-, impacta dramáticamente en cómo se ve el resto del hemisferio.

Y, como sabe, la población de más rápido crecimiento en los Estados Unidos es la hispana. El 60 por ciento de la población hispana es mexicoamericana. Son una parte integral de nuestra historia, y tengo un busto de un líder de los derechos civiles: Chávez, César Chávez, en mi Oficina Oval como recordatorio.

Señor presidente, espero con interés nuestro diálogo de hoy y las muchas formas en que tendremos que trabajar juntos, como vecinos y socios, para hacer frente a nuestros desafíos compartidos. Y gracias por hacer esto.

PRESIDENTE DE MÉXICO, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Presidente Biden, inicio agradeciéndole la confesión sobre su devoción por la Virgen de Guadalupe. Los mexicanos respetamos, admiramos dos símbolos. Podrían ser distintos, pero eso al mismo tiempo demuestra la pluralidad, la pluralidad que hay en nuestro país. Esos dos símbolos que respetan todos los mexicanos son precisamente la Virgen de Guadalupe y Benito Juárez García, un presidente liberal, el mejor presidente que hemos tenido en nuestra historia, un indígena zapoteco que nos llena de orgullo.

Por eso le agradezco que haya empezado esta conversación de esa manera, porque esto tiene que ver con el México profundo, con lo que somos los mexicanos.

Como siempre, es un gusto saludarlo. Considero muy importante, fundamental, mantener buenas relaciones, poder dialogar sobre asuntos bilaterales periódicamente.

Ya es sabido, hay voluntad para mantener buenas relaciones. Nos une la vecindad, tres mil 180 kilómetros de frontera; pero no sólo nos une la geografía, nos une la economía y el comercio, la cultura, la historia y la amistad entre nuestros pueblos.

Decía un presidente mexicano que duró un poco en el gobierno, dominó por 34 años, o se le atribuye a él una frase, a Porfirio Díaz, decía: ‘Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos’. Y ahora puedo decir: Bendito México, tan cerca de Dios y no tan lejos de Estados Unidos.

Yo creo que nuestra vecindad nos va a permitir desarrollarnos mejor en estos tiempos, el integrarnos como se ha hecho con el tratado, que América del Norte se complemente, se integre en lo económico, en lo comercial, nos va a fortalecer ante el evidente desarrollo, expansión de otras regiones del mundo. Por eso es estratégica nuestra relación.

Y además yo agradezco mucho de que usted, como lo acaba de expresar -y me lo comentó en la conversación telefónica que sostuvimos-, usted quiere que haya un pie de igualdad en nuestras relaciones, que haya respeto a nuestras soberanías y eso es muy importante.

Tenemos que cooperar para el desarrollo con independencia, con autonomía, potenciando todo lo que significa, sobre todo el pueblo de América del Norte, que es el motor del cambio, nuestros pueblos, el pueblo mexicano, el pueblo estadounidense, el pueblo de Canadá.

Entonces, yo estoy muy agradecido porque usted está dispuesto a que mantengamos buenas relaciones, nos conviene por el bien de nuestros pueblos.

Un saludo fraterno, presidente Biden.