El México estridentista, en el pincel de Ramón Alva de la Canal


La Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), a través del Museo Nacional de Arte (Munal), recuerdan la obra del pintor e ilustrador Ramón Alva de la Canal, uno de los principales exponentes de la vanguardia estridentista, a 36 años de su fallecimiento.

Alva de la Canal estudió en la Academia de San Carlos y, posteriormente, en la Escuela al Aire Libre de Santa Anita, fundada por Alfredo Ramos Martínez, quien lo recomendó con José Vasconcelos para que trabajara como ayudante de dibujo en la Secretaría de Educación Pública.

En el marco de la campaña “Contigo en la distancia”, se rememora la trayectoria artística del artista quien falleció el 4 de abril de 1985 en la Ciudad de México; y quien se unió al movimiento estridentista, en el cual entabló una profunda amistad con figuras fundamentales del arte mexicano, como Manuel Maples Arce, Fermín Revueltas, Germán List Arzubide, Arqueles Vela, Salvador Gallardo y Leopoldo Méndez, con quienes publicó diversos libros.

Entre 1922 y 1923 trabajó en la obra El desembarco de los españoles y la cruz plantada en tierras nuevas, sita en el Antiguo Colegio de San Idelfonso, lo que le dio un lugar relevante en el movimiento muralista mexicano. Para 1928, perteneció al activismo cultural del grupo ¡30-30!, integrado por 30 artistas plásticos y literatos, entre ellos Fermín Revueltas, Gabriel Fernández Ledesma y Fernando Leal.

En 1929 participó como comisionado por parte de la Secretaría de Educación Pública para asistir a las Misiones Culturales en San Luis Potosí, Tabasco, Yucatán, Campeche y Guerrero. En 1953 ingresó como director y maestro de las clases de pintura, escultura, grabado y cerámica en el Centro Universitario de Artes Plásticas de Xalapa, Veracruz. Ese mismo año participó como único mexicano en la Segunda Muestra Internacional de Tokio, Japón. En 1981 se convirtió en miembro de la Academia de Artes.

Entre los años 1985, 1992 y 2015, el INBAL, a través del Munal, recibió por parte de la familia Maples Arce Vermeersch importantes donaciones del movimiento estridentista, entre óleos, acuarelas, dibujos, gouaches, planchas, impresos, fotografías y mobiliario.

Entre ellas, la obra referencial El café de nadie, de Ramón Alva de la Canal, retrata aquel espacio emplazado en la colonia Roma de la Ciudad de México, donde solían reunirse los integrantes del movimiento vanguardista. En el centro se encuentra sentado Manuel Maples Arce, líder del grupo, vestido con un elegante traje azul y con su característica flor en la solapa. El poeta descansa su codo sobre la mesa que se encuentra frente a él. La composición sugiere rico movimiento entre las efigies geometrizadas de los diferentes personajes.

El Museo Nacional de Arte también resguarda una serie de impresos que el pintor realizó para diferentes portadas de la revista Horizonte. Su obra, afiliada a la vanguardia estridentista en México, presenta la búsqueda constante de una nueva sintaxis del color y de abstracción geométrica.


© 2020 El Titular Noticias.