En Cuautitlán Izcalli exponen al candidato de Morena por venta de candidaturas




El representante de Morena ante el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) y ahora candidato de dicha fuerza política por Cuautitlán Izcalli, Daniel Serrano Palacios fue acusado por solicitar recursos públicos para campaña y por vender candidaturas.


Según aseguró la alcaldesa con licencia de Los Reyes La Paz, Olga Medina Serrano, la cantidad solicitada fue por dos millones de pesos, misma que debía acompañar de direcciones del ayuntamiento para otorgarle la candidatura de nueva cuenta para buscar la reelección.


“Los 2 millones que me pide Daniel Serrano Palacios son lo de menos porque en realidad su contubernio con el gobernador le dará mucho más; ya empiezan a pagarle con la candidatura de Cuautitlán Izcalli”, precisó en conferencia de prensa.


Pero no fue la única denuncia que se presentó en su contra, ya que en audios filtrados en redes sociales, la presidenta municipal de Teoloyucan, Gabriela Contreras Villeras aceptó que le pidieron dinero con miras a completar un monto de 16 millones de pesos para campañas en la entidad.


“Yo no sé cómo sacar dinero de esa manera como ellos lo hacen y no vine a eso”, se escuchaba en la grabación.


Fue por estos motivos, aunados a las protestas contra Serrano Palacios, que la secretaria general de Morena en el Estado de México, Luz María Hernández Bermúdez, además presidenta del partido en funciones, comentó que en caso de ser necesario se requerirá la expulsión de aquellos militantes que hayan caído en alguna irregularidad.


“Estamos aquí dando la cara como representantes del partido porque nos interesa deslindarse de cualquier acto de corrupción que pueda suscitarse en los municipios de Morena”, sentenció.


A este factor, se sumó la exigencia para que el dirigente nacional del partido, Mario Delgado, investigue las acusaciones, ya que la definición de candidaturas quedó en manos de la Comisión Nacional de Elecciones del CEN.


Por otra parte, Ricardo Núñez aseveró que no se respetó su derecho a la reelección en Cuautitlán Izcalli y adelantó que se dirigirá a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), para denunciarlo por el posible uso de recursos públicos para impulsar sus aspiraciones políticas, pues en su opinión "no puede ser juez y parte".


Tras las muestras de descontento y manifestaciones en su contra, Serrano Palacios dijo que están equivocados aquellos que quieren desestabilizar el acuerdo que estableció con Nueva Alianza y el Partido del Trabajo.