Captura de Pantalla 2021-08-25 a la(s) 11.51.47.png

Líderes sindicales prevén contrato millonario para “El Rey de la Limpieza” en IPN

Un grupo de líderes sindicales advierten que hay una clara tendencia para que José Juan Reyes Domínguez, conocido como El Rey de la Limpieza, gane un contrato para el servicio de limpieza de 142 inmuebles del Instituto Politécnico Nacional (IPN) ubicados en la Ciudad de México y el resto de la República Mexicana en 2022.


“Los candados excesivos son una tendencia que preocupa, ya que Grupo Relissa Servicios Corporativos obtuvo un jugoso contrato para limpiar el ISSSTE en 2020, una semana después de que Javier Tapia Santoyo, (hoy secretario de Administración en el IPN), dejó su puesto como tesorero del ISSSTE”, señalan trabajadores sindicalizados en un documento enviado a Forbes México.


El Rey de la Limpieza está detrás de empresas como Grupo Relissa Servicios Corporativos, Cleanium, Aseo Privado Institucional, Servicios Inmobiliarios Iroa, Tecnolimpieza Delta y Limpieza Jored, quienes han ofrecido servicios al gobierno de Andrés Manuel López Obrador.


El 7 de enero de 2022, el IPN lanzó las prebases de la compra que se avecina con “candados” que limitan la libre competencia para ofrecer los servicios de limpieza en cada una de sus escuelas profesionales, vocacionales, centros de investigación, así como espacios de entretenimiento, deportivos y áreas administrativas.


“Derivado de la contingencia sanitaria declarada como emergencia sanitaria por el virus SARS-COV-2 (Covid-19), el IPN requiere satisfacer la necesidad de realizar los servicios de limpieza y la desinfección de inmuebles para prevenir o aminorar cualquier riesgo sanitario”,


El servicio de limpieza en cada una de las instalaciones del IPN es vital para mantener en buen estado la salud de los trabajadores que laboran en sus instalaciones, así como de los estudiantes y el público en general que acceden.


Con la contratación el IPN busca mantener los inmuebles limpios, pulcros, libres de partículas de enfermedades infecciosas-contagiosas que pudieran dañar la salud de las personas.


Cada uno de los inmuebles serán limpiados con productos certificados por Cofepris, así como por laboratorios especializados en patología clínica con protocolos diseñados para validar la eficacia de los productos desinfectantes bajo condiciones reales de operación, de alta calidad, efectivos, secos de nula toxicidad para el ser humano y el medio ambiente.


Los representantes sindicales explican que detectaron la presencia de requisitos en las prebases de licitación del contrato de limpieza presentado por el Instituto Politécnico Nacional, los cuales sobrepasan el Contrato Marco elaborado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para guiar la compra del servicio de limpieza en la administración del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.


Entre las coincidencias detectadas en ambos procesos, refirieron que el ISSSTE pedía a los participantes de la licitación LA-051GYN005-E105-2019 sumar al menos mil 200 trabajadores inscritos en el IMSS durante el año anterior. Mientras que la licitación del IPN exige 3 mil afanadores de 2021 y 2020.


También solicitan la entrega de una muestra de los productos a suministrar, incluido el uniforme, las cuales deben acompañarse de los análisis de laboratorio que avala la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA).


“La adhesión de todos estos requisitos nos lleva al extremo, de inicio porque se limita la libre competencia, y con ello aminoran las posibilidades de conseguir precios competitivos para el Estado”, expresan los representantes sindicales.


Añaden que se alimentan indicios sobre aquellos malos manejos que se prometieron erradicar con el inicio de la actual administración.


A estos factores se añaden supuestas irregularidades que rondaron la contratación de Grupo Relissa por 370 millones de pesos en el Instituto que dirige Luis Antonio Ramírez. Por ejemplo, durante el proceso de adquisición, la compañía fue denunciada ante el Órgano Interno de Control del ISSSTE, porque el domicilio que brindó era una bodega abandonada


La compañía del El Rey de la Limpieza fue señalada por incumplir con la inscripción de su plantilla laboral en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), además por declarar los sueldos por debajo de los reales.


Grupo Relissa fue expuesta por Amnistía Internacional en junio de 2020, luego que despidió a uno de los trabajadores de la tercera edad que había ventilado que no contaba con equipo para protegerse de la pandemia de Covid-19, aun cuando formaba parte del personal que aseaba el Hospital 20 de Noviembre en la Ciudad de México.


“En el mejor de los escenarios sería idónea la intervención de la Secretaría de Hacienda y de su Oficialía Mayor para verificar por qué en el IPN no se apegan al marco normativo que se encuentra vigente y que elaboró la autoridad”, piden los sindicalizados.


Reyes Domínguez fue denunciado ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, porque sus empresas Grupo Relissa Servicios Corporativos, Gerlim y Comercializadora Reyson utilizan un sistema de escalonamiento de precios en los contratos públicos y así lograr que una de las ofertas del mismo grupo resulte ganadora.


El Rey de la Limpieza está ligado a otras firmas como Cleanium, Cervicatex, Servicios Inmobiliarios Iroa, Green Mamba Services, Aseo Privado Institucional, Limpieza Jored, Comercializadora Morelos y Tecno Limpieza Delta.