google-site-verification=2aNZYI8CWLuHFzC5fAONwjy_-1oFTmgP71BbesRHE9Y

La Gavia | ¿Incertidumbre sexenal?

Actualizado: 29 de ago de 2018

La IP muestra otra cara



Soplan vientos de cambio desde julio en todo el país, nadie sabe bien hacia dónde pues van y vienen entre dos gobiernos cuya transición (la palabruca de moda) no nos deja muy claro quién realmente gobierna y quién está en la banca.


Pero de que soplan no hay duda, este país no volverá a ser el mismo, la víspera -con su dosis esperanzadora- es el momento para quienes esperan, pero parecieran gobernar, mientras que quienes ejercen el poder se desesperan y ruegan se acabe el martirio, consolados por los business del sexenio.


Ya en lo tangible, el tiempo pasa y no espera el lento accionar del gobierno. La IP muestra un dinamismo que no se veía en varios sexenios salvo los burdos acomodos de poder para llevarse algo del pastel.


¿Será que se aprovechará este impulso para disparar la cultura bursátil en el país, la cual está en pañales? Varias empresas se han arriesgado y ahí van, como el consorcio Grupo Traxión, el mayor transportador del país que apenas cubre el 1% del mercado nacional, un rubro que si bien está pulverizado (dirían acáaaa en el argot financiero) permite un espacio de crecimiento ilimitado. Acaban de adquirir Red Pack y anunciaron la compra de más de mil camiones... el mensaje para los varones del dinero fue claro y según refieren los expertos, en la Bolsa Mexicana de Valores se les reconoció.


Poco se habló del ramo del transporte en el sexenio, a pesar de su carácter estratégico e indispensable (y olvidado) para el país, todo se fue en lo energético, y aún en es ese sobado rubro industrial poco se habló de la transportación de energéticos desde su extracción hasta las plantas de procesamiento. Ahí la también mexicana Blue Marine, perteneciente al Grupo Industrial Durandco, lidera el sector a nivel nacional.


Ahora que el sol pareciera salirles a los múltiples proveedores que fueron desplazados a la banca del olvido, la empresa fundada por Alfredo y Juan Reynoso Durand logró las certificaciones ISO 9001, ISO 14001 y el OHAS, que no son otra cosa que el máximo respaldo operativo para cualquier empresa y requisito indispensable para avalar el desempeño de calidad en una industria extraordinariamente compleja, así que van con todo.


Venderle al gobierno dejó de ser negocio por la informalidad al pagar, lo que alguna vez fue seguro se convirtió en una rueda de la (des)fortuna, a nivel estatal la cosa tuvo tintes apocalípticos, como en Veracruz, donde el duartismo/fidelismo logró quebrar innumerables PYMES constructoras hasta grupos musicales, quienes agotaron sus recursos y no vieron medio quinto de vuelta.


2019 tiene aires rosaguadalupanos, la IP cabildea fuerte con los nombres del obradorismo que regirán las áreas estratégicas, no piden gran cosa: que el río corra pero salpique parejo, así “brincamos todos Sr Prejidente”... ¿será?


TW @pablo_anduaga

© 2018 El Titular Noticias.