Legisladores panistas defenderán inconstitucionalidad de reforma eléctrica

  • Amago a instituciones, jueces y empresas demuestra el talante autoritario del Presidente


Al confirmar que la próxima semana presentarán ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación una acción de inconstitucional en contra de la reforma en materia eléctrica enviada por el Presidente y aprobada por Morena, el Grupo Parlamentario del PAN aseguró que dará la batalla legal para defender el derecho de los mexicanos a la salud, al medio ambiente y a energía barata y limpia.


Asimismo, reconocieron a los jueces y juezas que han emitido fallos en contra de la entrada en vigor de las reformas en materia eléctrica quienes, dijeron, han aguantado todo tipo de presiones, y aseguraron que estos han sido apegados a derecho.


En conferencia de prensa virtual, la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz y los senadores Julen Rementería del Puerto y Gustavo Madero Muñoz calificaron de “gravedad extrema” lo que está pasando en el país con este tema y rechazaron ataques desde la mañanera a las instituciones, jueces y empresas porque ponen en peligro el Estado de Derecho y la división de Poderes.


“Insistimos, daremos la batalla por todos los mecanismos legales posibles para defender los derechos a la salud y al medio ambiente de las familias mexicanas. Vamos a dar la batalla por una industria que garantice electricidad barata y limpia. Por un ambiente favorable al crecimiento económico, en donde se respeten las leyes y la libre competencia”, señalaron.


Los legisladores panistas insistieron en que las reformas aprobadas violan la constitución y en ello se han fundamentado la decisión de los jueces de otorgar suspensiones provisionales por la afectación a particulares.


Nos encontramos, dijeron, frente a una serie de acciones muy graves que se han dado alrededor de la política energética impulsada por el gobierno de Morena y que se sintetizan en dos visiones: los que están a favor del medio ambiente, la salud, la energía barata y limpia, de la legalidad, la certeza a la inversión y la competencia económica y, por el otro, Morena y sus seguidores incondicionales, que le apuestan a la energía cara, sucia, dañina, a la ilegalidad, al rompimiento de acuerdos, a la desconfianza a la inversión, al pasado.


Asimismo, alertaron por las pruebas preocupantes de autoritarismo y de rasgos dictatoriales que ha mostrado el Gobierno y calificaron de inadmisible en una democracia como la mexicana que se atente contra la división de poderes.

“La amenaza del Presidente a los jueces que han actuado en imparcialidad, aplicando la ley como es su deber, no es propia de un líder democrático.


La orden del ejecutivo hacia el poder legislativo exigiendo que no se le cambie una coma a su iniciativa solo se ve en regímenes totalitarios y no debiera tener cabida en nuestro país”, criticaron.


Recordaron que es facultad del Presidente proponer cambios a la Constitución, pero también es facultad y deber de los legisladores aprobarlos o rechazarlos en función del beneficio o perjuicio para las y los mexicanos.

“Sobre la iniciativa de reforma a la Constitución del Presidente no adelantaremos juicios hasta no conocerla. Simplemente subrayamos que las y los senadores del Acción Nacional vigilaremos que sus propuestas de modificación no disminuyan el suministro o aumenten el precio de la electricidad y mucho menos que dañen el medio ambiente y la salud de las y los mexicanos. En su momento la Suprema Corte de Justicia de la Nación deberá defender el espíritu constitucional”, sostuvieron.


Además, señalaron que la iniciativa de Morena para bloquear juicios de amparos que afecten algunos de sus proyectos legislativos, entre ellos cambios que impulsarían o beneficiarían a Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad, es un intento descarado de acabar con cualquier mecanismo de defensa ante acciones abusivas del Gobierno.