Captura de Pantalla 2021-08-25 a la(s) 11.51.47.png

Señalan a proveedoras de insumos de impresión por sobreprecios


En lo que va de 2022 las firmas Ofivillanely, TCA Empresarial, Cibertoner y Valmar Digital Micro han obtenido contratos por más de 170 millones 419 mil pesos, con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) esto a pesar de que en sexenios anteriores han sido señaladas por venderle consumibles de impresión con millones de pesos en sobrecostos.


En mayo de 2021, Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e Investigación (PODER) realizó un análisis sobre las proveedoras del Instituto Mexicano del Seguro Social y su desempeño de 2008 a 2018, periodo en el que detectó a un cúmulo de empresas que le vendían por encima de los precios del mercado.


Sobre Ofivillanely detalló abusos de 23.2 millones de pesos, mediante convenios por 108.4 millones de pesos (2012-2017); en el caso de TCA Empresarial los excesos se calcularon en 87.6 millones de pesos, por convenios equivalentes a 440.7 millones de pesos (2008 y 2019); en el de Cibertoner se apuntó a sobrecostos de 23.9 millones de pesos y acuerdos por 102.8 millones de pesos (2012-2017); mientras que en cuanto a Valmar Digital Micro los rebases se estimaron en194 millones de pesos, en contratos por 899.5 millones de pesos (2012 -2018).


Derivado de las revelaciones, el IMSS lanzó un comunicado en que de primera mano destacó que los sobrecostos no correspondian al gobierno actual, la puesta en marcha de la Unidad de Integridad y Transparencia en septiembre de 2020, además que emprenderían las indagaciones pertinentes.


“Las áreas correspondientes del IMSS llevarán a cabo una investigación para determinar los procesos administrativos y/o jurídicos a que haya lugar”, se asentó en aquel momento.


En contraste, durante los meses transcurridos de 2022, las empresas suman en conjunto 14 contrataciones por 170 millones 419 mil pesos; aunque si se consideran los acuerdos signados a partir de 2020 el monto es por más de 517 millones de pesos, aunado a que abarca a delegaciones como Aguascalientes, Yucatán, Baja California, Zacatecas, Tlaxcala, Veracruz Sur, Sinaloa, Tabasco, Quintana Roo, Querétaro, Nayarit, Michoacán, Colima, Hidalgo y Jalisco.


Además de sumar a su haber la investigación por costos inflados, Ofivillanely, TCA Empresarial, Cibertoner y Valmar Digital Micro tienen en común que sus propuestas son cotizadas con cartuchos fabricados por Lexmark, la marca estadounidense de Allen Waugerman que en 2020 quedó descalificada en la delegación Veracruz Norte, luego que se detectara que los insumos generaban 5 mil páginas, muy por debajo de las 12 mil que solicitaban las autoridades.


Por su parte, en fechas recientes ha saltado a la vista la disparidad con que se ofertan los tóners Lexmark de una localidad a otra. Por ejemplo, a inicios de marzo Ofivillanelyfue declarada ganadora de un contrato por 16.2 millones de pesos, como resultado del proceso LA-050GYR032-E12-2022, en el que las autoridades del IMSS Aguascalientes obtuvieron precios por artículo de 7 mil 192 pesos, con capacidad para 20 mil impresiones; no obstante, a finales del mismo mes puso sobre la mesa artículos a 5 mil 589 pesos para 30 mil páginas, lo que se tradujo en otro acuerdo por 20.9 millones de pesos, en el IMSS Sinaloa.