Captura de Pantalla 2021-08-25 a la(s) 11.51.47.png

Curiosity Explora un Paisaje Cambiante en su Ascenso al Monte Sharp

Imágenes de rocas con nudos y colinas redondeadas están deleitando a los científicos mientras el rover Curiosity de la NASA está subiendo al Monte Sharp, una montaña de 8 kilómetros de altura dentro de la cuenca del Cráter Gale de Marte de 154 kilómetros de ancho. La cámara Mastcam del rover, resalta esas características en una imagen panorámica captada el pasado 3 de Julio de 2021 (el día 3167 marciano, o sol, de la misión).

El rover Curiosity de la NASA usó su cámara Mastcam para capturar esta vista de 360 ​​grados el 3 de Julio de 2021, el día 3167 marciano, o sol, de la misión. El panorama está compuesto por 129 imágenes individuales que fueron enviadas a la Tierra, y posteriormente unidas para crear esta panorámica. Credits: NASA/JPL-Caltech/MSSS
El rover Curiosity de la NASA usó su cámara Mastcam para capturar esta vista de 360 ​​grados el 3 de Julio de 2021, el día 3167 marciano, o sol, de la misión. El panorama está compuesto por 129 imágenes individuales que fueron enviadas a la Tierra, y posteriormente unidas para crear esta panorámica. Credits: NASA/JPL-Caltech/MSSS

Esta ubicación es particularmente emocionante: las naves espaciales que orbitan alrededor de Marte muestran que Curiosity se encuentra ahora en algún lugar entre una región enriquecida con minerales arcillosos y una dominada por minerales salados llamados sulfatos.


Las capas de la montaña en esta área pueden revelar cómo el entorno antiguo dentro del Cráter Gale se secó con el tiempo. Se observan cambios similares en todo el planeta, y estudiar esta región de cerca ha sido un objetivo importante a largo plazo para la misión.

"Las rocas aquí comenzarán a decirnos cómo este planeta una vez húmedo se transformó en el Marte seco de hoy, y cuánto tiempo persistieron los ambientes habitables incluso después de que eso sucedió", dijo Abigail Fraeman, científica adjunta del proyecto Curiosity, en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Sureste de California.

9 Años en Marte


Curiosity aterrizó hace nueve años, el 5 de Agosto de 2012, para estudiar si diferentes entornos marcianos podrían haber sustentado la vida microbiana en el pasado antiguo del planeta, cuando existían lagos y aguas subterráneas dentro del Cráter Gale.


El rover ha pulverizado muestras de roca con un taladro en su brazo robótico, de las cuales luego rocía el polvo en el chasis del rover, donde un par de instrumentos determina qué sustancias químicas y minerales están presentes. Curiosity perforó recientemente su muestra de roca número 32 a partir de un objetivo apodado "Pontours" que ayudará a detallar la transición de la región de minerales arcillosos a la dominada por sulfatos.


Debido a que es invierno en la zona donde se encuentra de Curiosity, los cielos en el nuevo panorama están relativamente libres de polvo, lo que brinda una vista clara hasta el suelo del Cráter Gale. Ha brindado una oportunidad para que el equipo de la misión reflexione sobre los 26 kilómetros que Curiosity ha recorrido durante la misión.


"El día de aterrizaje sigue siendo uno de los días más felices de mi carrera profesional", dijo la nueva directora del proyecto de la misión, Megan Richardson Lin, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en el sur de California.


Lin comenzó a trabajar en Curiosity justo antes de su lanzamiento, y se unió al equipo de operaciones de superficie poco después. Ha ocupado varios puestos en la misión desde entonces. “Conducimos un robot mientras explora otro planeta. Ver cómo los nuevos descubrimientos y los resultados científicos guían las actividades de cada día es extremadamente gratificante".


Hay más por descubrir en el camino por delante. Curiosity ya ha iniciado un camino sinuoso entre la "Montaña Rafael Navarro", apodada recientemente en honor a un científico de la misión fallecido, y una colina imponente que es más alta que un edificio de cuatro pisos.


El próximo año, el rover pasará por delante de estas dos características y se adentrará en un estrecho cañón antes de volver a visitar el “Greenheugh Pediment”, una pendiente con una capa de arenisca que el rover alcanzó brevemente el año pasado.