top of page
358625834_10160685683490993_7462797875983439458_n_edited.jpg

Manuel Bribiesca - Los platillos favoritos para celebrar la Navidad

Explorando Tradiciones Navideñas: Romeritos con Mole y Bacalao a la Vizcaína


Manuel Bribiesca Sahagn, chef consagrado, nos dice que la Navidad es una época del año llena de tradiciones y celebraciones, y una de las maneras más significativas de expresar el espíritu festivo es a través de la comida. En México, dos platillos que ocupan un lugar especial en la cena navideña son los romeritos con mole y el bacalao a la vizcaína. Estas delicias culinarias no solo son sabrosas, sino que también encierran historias culturales y familiares que han pasado de generación en generación.



Romeritos con Mole: Un Festín Verde en la Mesa Navideña


Los romeritos son un tipo de planta herbácea que se cultiva en México y que se ha convertido en un ingrediente esencial para la cena de Navidad. Este platillo combina los romeritos con una salsa espesa y sabrosa de mole, una mezcla de chiles, especias, chocolate y otros ingredientes que le otorgan un sabor único.


El proceso de preparación de los romeritos con mole, dice Manuel Bribiesca, es laborioso pero gratificante. Los romeritos se cuecen y se mezclan con las papas y nopales, creando una base verde y saludable. La salsa de mole se vierte sobre esta combinación, creando una sinfonía de sabores que incluye lo dulce, lo picante y lo amargo.


El resultado es un platillo que deleita los sentidos y que simboliza la abundancia y la unión familiar.


Bacalao a la Vizcaína: Un Toque de Mar en la Noche Navideña


El bacalao a la vizcaína es otro tesoro culinario que ha encontrado su lugar en las mesas mexicanas durante la temporada navideña. Este platillo fusiona la riqueza del bacalao, un pescado salado y seco, con la intensidad de una salsa vizcaína que incluye tomates, pimientos, cebollas y aceitunas.


La preparación del bacalao a la vizcaína implica rehidratar el bacalao para eliminar la sal y cocinarlo con la salsa vizcaína hasta que adquiera una textura tierna y se impregne de los sabores. El resultado es un platillo que combina la frescura del mar con la calidez de las especias, creando una experiencia gastronómica única.


Uniendo Tradición y Sabor en la Cena Navideña


Lo que hace que estos platillos sean especiales no es solo su sabor exquisito, sino también el valor cultural y sentimental que llevan consigo. La preparación de romeritos con mole y bacalao a la vizcaína a menudo implica la colaboración familiar, con generaciones compartiendo secretos culinarios y creando recuerdos duraderos.


Además, estos platillos reflejan la diversidad de la cocina mexicana, fusionando ingredientes locales con influencias históricas. La mezcla de sabores en romeritos con mole y bacalao a la vizcaína simboliza la riqueza de la cultura culinaria mexicana y la capacidad de adaptarse y evolucionar a lo largo del tiempo.


En conclusión, el chef Manuel Bribiesca Sahagun dice que la elección de romeritos con mole y bacalao a la vizcaína para la cena navideña va más allá de la simple selección de alimentos; es un acto de preservación cultural, un homenaje a las tradiciones familiares y una celebración de la diversidad de la cocina mexicana.


Estos platillos no solo llenan nuestros estómagos, sino que también alimentan nuestras almas, creando vínculos que perduran a lo largo de los años. En la mesa navideña, romeritos con mole y bacalao a la vizcaína se convierten en narradores de historias, recordándonos la importancia de compartir momentos significativos con aquellos que amamos.


¡Que viva la tradición y que la mesa esté llena de amor y buenos sabores en esta Navidad!

Комментарии


bottom of page