Captura de Pantalla 2021-08-25 a la(s) 11.51.47.png

Marko Cortés afirma que cercanía de AMLO con gobiernos autoritarios es una amenaza


Cercanía del presidente López Obrador con gobiernos autoritarios y su afinidad discursiva con el proceder de estos regímenes dictatoriales, es una clara amenaza contra la democracia y las libertades de las y los mexicanos, afirmó Marko Cortés Mendoza candidato registrado para la dirigencia nacional del PAN.


“Es absolutamente repudiable que López Obrador señale que el régimen comunista Cubano sea un ejemplo a seguir, cuando las violaciones a los derechos humanos son constantes, cuando no existe democracia, cuando persiguen y detienen a los opositores solo por disentir con la autoridad, cuando su población vive en una total precariedad y pobreza, cuando literalmente viven como presos de su propia realidad y gobierno, cuando contra su voluntad viven aislados del mundo y les impiden salir de su país”, señaló.


El dirigente panista con licencia, hizo su más enérgico rechazo a que el mandatario mexicano enalteciera al gobierno tirano de Cuba, cuando todo el mundo sabe que los ciudadanos cubanos han sido sometidos durante 62 años. “El Presidente López Obrador debería entenderlo bien, no solo un Estado no tiene derecho de someter a otro pueblo, tampoco lo tiene para someter a su propio pueblo”.


Por eso, señaló Cortés Mendoza, en Acción Nacional advertimos riesgos a nuestra democracia cuando vemos que el presidente de México pone como ejemplo el gobierno del partido comunista Cubano, porque su propensión a las ideas y los sistemas políticos represores son constantes y representan un señal de alarma para la libertad y nuestra estabilidad democrática.


Manifestó que López Obrador, además de expresar sus simpatías con los gobiernos de Cuba, Venezuela y Bolivia, también ha puesto en práctica muchos de sus procedimientos totalitarios, como la centralización del poder y los recursos públicos, el desmantelamiento de instituciones, el otorgamiento excesivo de poder a las Fuerzas Armadas, y el uso faccioso de las instituciones del Estado para perseguir a los adversarios políticos.


Cortés Mendoza aseveró que las protestas del 11 y 12 de julio pasado contra el gobierno cubano y la represión, detención y encarcelamiento de cientos de ciudadanos, es la acción más reciente de la “mano dura” del régimen castrista contra el derecho a la manifestación, al disenso y el libre pensamiento, hecho que fue repudiado en todo el mundo por los gobiernos democráticos, organismos internacionales como la OEA y las organizaciones defensoras de los derechos humanos.


Apenas este jueves 16 de septiembre, añadió, el Parlamento Europeo condenó la extrema violencia y represión del gobierno de Miguel Díaz-Canel contra el pueblo cubano por dichas protestas, y pidió a la Unión Europea que adopte sanciones contra los responsables de los hechos represivos en la Isla.


Mientras también con anterioridad, la comunidad internacional ya había expresado su rechazo a lo sucedido en Cuba, países como Estados Unidos, Brasil, Colombia, Ecuador, Guatemala, Honduras, Australia, Polonia, Grecia, Gran Bretaña, Canadá, Francia, Alemania, Japón y España, entre muchos otros, que manifestaron su total rechazo a la represión del pueblo cubano; aquí en México de forma completamente contradictoria y equivocada se les pone como ejemplo.


“Por eso reprobamos que el gobierno federal haya convocado y dado trato de invitado distinguido a un dictador como Miguel Díaz-Canel a la ceremonia oficial por el 211 Aniversario del inicio de nuestra Independencia. También rechazamos que ciudadanos mexicanos (algunos destacados morenistas) se hayan reunido con él durante su estancia en México. Lo hacemos porque en Acción Nacional rechazamos los regímenes totalitarios, defendemos la libertad, los derechos humanos y la democracia, y gobernantes como Díaz-Canel no deberían merecer ninguna distinción”, concluyó Cortés Mendoza.