Captura de Pantalla 2021-08-25 a la(s) 11.51.47.png

Por oleoducto en Druzhba cae el petróleo y se espera una inflación en Estados Unidos


El precio de petróleo cae ante las expectativas de que el flujo del oleoducto en Druzhba se reanude a la brevedad y ante la preocupación por la demanda antes de la publicación de los principales indicadores de demanda.


Los futuros de Brent bajaban 1.96 dólares, ó 1.75 por ciento a 94.62 dólares el barril. West Texas Intermediate bajan 1.61 centavos de dólar, lo que se traduce en 1.78 por ciento a 88.89 dólares.


Por otra parte, el monopolio ruso Transneft dijo que planeaban reanudar el bombeo del petróleo a través del ramal sur del oleoducto Druzhba, a las 16:00 horas de Moscú, informó la agencia de noticias estatal rusa RIA.

Ucrania había suspendido los flujos rusos a partes centrales de Europa, desde principios de este mes, ya que las sanciones occidentales les impedían recibir las tasas de tránsito de Moscú, esto informó Transneft.


El grupo energético húngaro MOL, ha transferido la tasa de tránsito por el uso de la sección ucraniana. Según los analistas, la demanda también influirá sobre los precios.


"El temor a la destrucción de la demanda inducida por la recesión es el principal motor de los precios en la actualidad y la principal razón por la que el Brent cotiza por debajo de los 100 dólares el barril", dijo el analista de PVM Stephen Brennock.

De acuerdo al Índice de Precios al Consumidor (IPC), será analizado en busca de una orientación sobre la intensidad con la que la Reserva Federal subirá las tasas de interés en los próximos meses.


En Estados Unidos aumentó a 22 millones de barriles en la semana del 5 de agosto, ya que, según fuentes del mercado, citan las cifras del API. Los analistas encuestados por Reuters habían pronosticado que los inventarios de crudo, aumentarían a 100 mil barriles.


Ante la preocupación por una posible recesión mundial ha afectado en el futuro del petróleo, recientemente las refinerías estadounidenses y los operadores de oleoductos esperan que el consumo de energía sea fuerte para la segunda mitad de 2022, según una revisión de Reuters.