top of page
358625834_10160685683490993_7462797875983439458_n_edited.jpg

Reajuste de Aranceles: Nuevas Tarifas de Importación Anunciadas para Estimular la Industria Nacional



Para fortalecer la industria local y mantener la estabilidad económica, la Secretaría de Economía anunció la aplicación de aranceles de importación, al variar entre el 5 % y el 25 %, en diversos productos. Esta medida busca apoyar el mercado interno y potenciar la producción nacional.


Desde el 16 de agosto de 2023 hasta el 31 de julio de 2025, estos aranceles estarán en efecto, con el objetivo de fomentar el desarrollo de la manufactura local y garantizar un equilibrio en el mercado global. Se trata de una estrategia respaldada por el decreto que modifica la Tarifa de la Ley de Impuestos Generales de Importación y Exportación, publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF).


La implementación de estos aranceles temporales abarca 392 categorías de productos provenientes de naciones sin tratados comerciales con México. Además, se mantendrán los aranceles actuales para 91 categorías de productos, al cancelar el plan de reducción arancelaria previsto para octubre de 2024.


La Secretaría de Economía subrayó su compromiso en establecer mecanismos que promuevan la estabilidad en diversos sectores de la industria nacional y eliminen distorsiones comerciales para salvaguardar el equilibrio del mercado global, siempre al respetar los acuerdos internacionales en los que México participa.


Estas acciones se fundamentan en los desafíos económicos y la competencia desleal que impactaron en la industria nacional y las cadenas de suministro debido a la pandemia de COVID-19. Para contrarrestar estos efectos, se busca fortalecer la participación de los productores locales en las cadenas de valor de la industria, al considerar también la reubicación de inversiones.


Sectores estratégicos como el acero, textil, confección, calzado, aluminio, llantas, plásticos, vidrio y cerámica se verán afectados por estos ajustes arancelarios, con el fin de incentivar la integración de los fabricantes locales en las cadenas de valor de la industria. Se espera que más de 206 mil micro, pequeñas y medianas empresas se beneficien, al generar más de un millón de empleos.


Para proteger a los sectores más vulnerables, se excluyeron productos de la canasta básica, insumos de salud, bienes de consumo y aquellos esenciales para las cadenas productivas, aseguró la dependencia gubernamental.




Con información de El Financiero

Comentarios


bottom of page