top of page
358625834_10160685683490993_7462797875983439458_n_edited.jpg

Suprema Corte otorga contrato de 100 mil pesos a tiktoker para manejar redes sociales

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) contrató por casi 100 mil pesos mensuales al tiktoker Cristian Edgar Guerrero Flores, mejor conocido como Cristian Magazo para dirigir las redes sociales institucionales durante el mandato del ministro Arturo Zaldívar.

De acuerdo con una investigación publicada en El País, el influencer firmó un contrato para asesorar el manejo de las redes sociales de la SCJN por 93.522 pesos brutos mensuales, bajo el concepto de prestador de servicios “específicos y temporales”.


En su labor, Guerro Flores brindó labor de asesoría en el manejo de redes sociales, creación de contenidos, promoción y monitoreo en Twitter, Instagram, Facebook y YouTube.

El tiktoker se encargaría además del manejo de varias cuentas institucionales tales como el Consejo Federal de la Judicatura, Justicia TV, el Centro de Estudios Constitucionales, la Escuela Federal de Formación Judicial, la Dirección de Derechos Humanos y, en menor medida, la Defensoría Pública Federal.

La relación laboral entre Magazo y la SCJN surgió a raíz de la presentación de la serie “Caníbal, indignación total” en 2022, cuando el equipo del ministro Zaldívar conoció al tiktoker y decidió integrarlo para “que un joven haga contenido que le hable a los jóvenes”.


El influencer es conocido en TikTok, en donde suele tocar temas legales, contenido que le ha valido para incrementar su número de seguidores hasta 1.7 millones. Se trata de una red social muy popular entre adolescentes y jóvenes, aunque con mayor alcance cada día en otros sectores.


No obstante, desde que la presidencia de Zaldívar terminó, Cristian Magazo se ha dedicado a cumplir funciones jurisdiccionales en la ponencia del ministro, alejado ya de las redes sociales.


Por su parte, la oficina del ministro ha rechazado la contratación del influencer para manejar la cuenta personal de Arturo Zaldívar en Tiktok, en donde tiene más de 550 mil seguidores y suele publicar contenido relacionado a su quehacer como jurista en un tono relajado.



“Primero estuve en Twitter, en Facebook, y luego decidí dar el paso a TikTok, porque me di cuenta de que allí podía llegar a la escala de los más jóvenes, que Twitter ya tenía muchos problemas de contaminación y que los jóvenes no estaban”, dijo el expresidente de la SCJN en una entrevista en diciembre pasado.



En contraste, la recientemente elegida presidenta Norma Piña no cuenta con presencia en las redes sociales y hasta ahora tampoco ha concedido ninguna entrevista ni comunicados.

Comments


bottom of page